INMA + JORDI

Un Mono y un

Invernadero

Debéis pensar que cuando eres wedding planner y te piden que te cases ¡Ya tienes media boda montada en tu cabeza!

Pues no sé qué les pasará a mis compañeras, pero este no fue mi caso. De hecho tenía ideas de espacios que me encantaba en los que ya había trabajado y la verdad, quería algo diferente.

Así empezó nuestra búsqueda y todo pareció perfecto cuando encontramos la Fábrica de Anís del Mono: un espacio modernista con un gran significado para nosotros, en mi familia Anís del Mono es una marca que está relacionada a momentos de fiesta, de relax, de tiempo en familia… Y Jordi se adaptó rápidamente a esta tradición, así que también tiene una vinculación con nosotros.

Por eso, a pesar que en un inicio parecía que no íbamos a poder celebrar la boda ahí y gracias a un mensaje personal explicando qué significaba para nosotros Anis del Móno que hicimos al responsable de la marca… ¡La magia se hizo realidad y pudimos celebrar nuestra boda allí!

Una vez conseguido un espacio para la ceremonia necesitábamos uno para el fiestón y… ¿Qué mejor que un invernadero? En aquel momento no existía ninguno que se usara para eventos o bodas pero, de nuevo, la perseverancia y la ilusión nos llevó a encontrar un invernadero a pocos kilómetros de Barcelona. Monkey era un término cariñoso entre nosotros y cuando nos dijeron que sí… ¡Parecía que se cerraba el círuclo de nuestra historia!

Y claro, todo fueron detalles que hablaban de este tema de la boda, un mono y un invernadero, juegos para los invitados, el recordatorio en forma de buffet de flores para que nuestros invitados pudieran plantar, botellas de anís del mono para nuestra salida del espacio…

Proveedores

Fotografía: Diez Bordons

wedding planners barcelona